comunicaciones unificadas

Comunicaciones Unificadas

UN PASO MÁS EN LAS COMUNICACIONES UNIFICADAS

Las comunicaciones unificadas (UC, por sus siglas en inglés) pueden transformar las salas de reuniones en espacios de colaboración eficientes. Sin embargo, si no se aprovechan al máximo, las UC pueden costar más tiempo y dinero del que permiten ahorrar. En este documento se presentan soluciones que te ayudarán a comprender cómo solucionar los problemas más comunes  (incompatibilidad, elevado coste e interfaz de usuario complicada) a fin de aumentar la colaboración y la productividad en las empresas de todos los tamaños.

Establecimiento de comunicaciones unificadas

El uso de las herramientas colaborativas y de comunicaciones unificadas se está generalizando. Las soluciones de UC, que tradicionalmente han estado reservadas solo a las mayores empresas, son cada vez más habituales en las salas de reuniones de empresas grandes y medianas con el objetivo de aumentar la conectividad por una amplia gama de equipos, software y servicios.

A finales de 2016, más de un 50% de las grandes empresas habían implementado entre 5 y 7 herramientas de colaboración. Este crecimiento constante puede atribuirse a la incorporación más reciente y valiosa a las UC: los sistemas que facilitan las reuniones por vídeo.

A finales de 2013, más de un 70% de las grandes empresas habían implementado entre 5 y 7 herramientas de colaboración.

Cada vez es mayor la presión que se ejerce sobre los responsables de la toma de decisiones para que las UC (especialmente las videoconferencias) sean aún más integrales, mediante su implementación en salas de reuniones de todos los tamaños.

Sin embargo, para la mayoría de las empresas, justificar el coste de un sistema de UC completo para su uso en toda la empresa puede suponer un reto; y encontrar uno que se adapte a cada uno de sus requisitos resulta aún más difícil.

El valor de la comunicación

Según un estudio de 2014 llevado a cabo por Information Week, un 64% por las organizaciones pone las soluciones de UC a la disposición de menos de la mitad de sus empleados, por los motivos que se analizarán en este informe. Para la mayoría de las empresas, la posibilidad de llevar las videoconferencias a las salas de reuniones resulta determinante a la hora de decidir si invertir en UC.

Lo que les interesa es un sistema de videoconferencias que sea lo suficientemente escalable y rentable como para integrarse en las salas de reuniones de todos los tamaños, y lo suficientemente sencillo como para que no afecte a la productividad a causa de la complejidad de su funcionamiento. Un sistema de dichas características podría generalizar la aplicación de las UC, incrementar la satisfacción de los clientes en hasta un 23% y elevar la productividad en hasta un 12,5%.

La interoperabilidad no debería suponer un problema para las empresas

La solución ideal para reuniones por vídeo debe integrarse perfectamente con el sistema de UC existente de la empresa, así como con las aplicaciones profesionales o de consumo que utilicen los colaboradores o empleados para sus comunicaciones tanto internas como externas.

No obstante, esto no siempre es posible, ya que muchos proveedores ofrecen soluciones de comunicaciones por vídeo que no funcionan en redes existentes. La investigación de Information Week ha puesto de manifiesto que, cuando se les permitió elegir a más de un proveedor, los encuestados pensaban que existían

diversos líderes en el mercado de las comunicaciones unificadas, ya que Cisco, Microsoft y Avaya obtuvieron el 73%, el 48% y el 38% de los votos respectivamente2, además de numerosas opciones de consumo  populares.

Muchos proveedores ofrecen soluciones de comunicaciones por vídeo que no funcionan en redes existentes.